Obra Pública y Privada: diferencias que necesitamos saber

En términos estadísticos del PIB, el crecimiento del sector de la construcción durante el primer semestre del 2018 mantuvo un desempeño estable, según información obtenida del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). No obstante, por ser un año electoral, hubo un desacelere inevitable por la transición del nuevo gobierno federal y su propuesta del paquete económico para el siguiente año.

Al día de hoy, sabemos que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, estima un crecimiento del 2% para el sector de la construcción, de acuerdo con las afirmaciones de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC); Es importante tenerlo en cuenta por el impacto que tendrá para todos los que estamos en este negocio.

Todo lo anterior resulta relevante, porque son datos que nos facilitan entender el panorama del sector de la construcción en cuanto a obra pública y privada (con sus respectivas expectativas) y así planear el tipo de proyectos a los cuales podemos apuntar.

Aunque en la actualidad sea importante que las empresas constructoras sean capaces de ofrecer servicios para gobiernos y entidades privadas, por cuestiones de competitividad, no debemos perder de vista que las exigencias y requerimientos varían considerablemente. Incumplir con estas normas, repercutiría en términos económicos y de reputación.

Por lo anterior, quisimos realizar este post, porque estamos entrando en una etapa que promete cambios importantes en el tema de inversiones en infraestructura y nos abre nuevas oportunidades para quienes formamos parte de esta grandiosa industria.

Para entrar en materia, hay que explicar que Obra Pública se entiende como todo aquello que el Estado desarrolla en beneficio de la sociedad, financiada por nuestros impuestos, y su finalidad es el crecimiento del país y sus habitantes. Por ejemplo: La construcción de escuelas, presas, museos, mantenimiento de carreteras, entre otros.

Sin embargo, cabe mencionar que esta responde a la Ley de Obra Pública y por ende tiene lineamientos muy específicos. La competencia es cerrada porque puede que las licitaciones no sean para todos, ya que hay períodos del año en que los ciclos de una obra son muy bajos, como es en el primer trimestre del año, o muy abundantes como lo son los últimos meses del año.

En cambio, la Obra Privada es todo aquello cuya inversión proviene de capital privado y puede estar enfocado a la edificación de casas y/o edificios para oficinas o fábricas. Tiene  beneficios a la ciudadanía porque representa desarrollo, pero no necesariamente están abiertas a todo el público.

En general, este sector es más amplio y flexible en cuanto a tiempos, tipo de obra, calidad o diseños; y aunque también está regulado por la ley, el cliente puede hacer requisiciones adicionales al contrato.

Cuando tenemos claro el tipo de obra que podemos realizar, significa (en teoría), que también conocemos la capacidad técnica, de recursos humanos y financiera de nuestra empresa. De esto dependerá nuestro éxito exponencial en cualquier ámbito.

Ahora bien, sin importar a cuál de los dos sectores nos inclinemos, una clave que sin duda puede diferenciarnos, es la utilización de materiales de construcción innovadores que puedan economizar, pero sobre todo que representen sustentabilidad debido a los desafíos que el presente nos exige. En BBD International estamos seguros que podemos ofrecer lo necesario para cualquier tipo de obra que requiera este enfoque, gracias al producto y servicio que manejamos.

La Tecnología Bubbledeck ha demostrado que nuestros trabajos para infraestructura gubernamental o de la iniciativa privada, es una alternativa viable, segura y eficiente que contribuye a un mejor futuro para todos.

Síganos, estimado lector. Para conocer más sobre la presencia de BBD International en México, las novedades de nuestra industria y otros temas de interés. También queremos conocer sus inquietudes y comentarios. 


artículos relacionados

¿Qué necesito para realizar mi obra de construcción?

Sin importar la dimensión de tu proyecto, sabemos que cualquier construcción implica una inversión de patrimonio familiar o empresarial. La mejor forma de tomar decisiones es de una manera informada, por esto te compartimos estos 6 requisitos para el control de tu obra o proyecto de construcción.

leer más

¿Puedo incorporar mi edificación al desarrollo sustentable?

Ya sabemos que las construcciones sustentables traen consigo distintos beneficios tanto en un sentido económico, como social y principalmente: ambiental. Es por ello que una de las principales preguntas cae en la posibilidad de volver sustentable una construcción ya establecida.

leer más